Skip to end of metadata
Go to start of metadata

México

Los mineros están a la mano. Y los caminos. Y las gasolineras, los burdeles y las cervezas frías a media hora. ¿Qué más puedes pedir para un descubrimiento de oro? - Brent Cook

23 de Julio de 2012.- El paraíso para las mineras, ese que las grandes corporaciones quieren desarrollar en la Sierra Norte de Puebla. Al parecer, el oro ya lo encontraron, y los burdeles aparecerán por su cuenta. Les faltan los mineros expertos --que llegarán de otros lados--, y los permisos ambientales y el cambio en el uso del suelo. Y en eso están.

Por lo pronto, cada vez más metidos en la comunidad de Ixtacamaxtitlán, hacen barrenos que extraen las muestras cilíndricas, las empacan con mano de obra femenina y allá van a dar a los laboratorios en Canadá. Mientras, también plantan arbolitos y regalan sillas de ruedas a “los locales”, diría Brent Cook.

“México es un lugar fantástico para la exploración”, dice Brent Cook, geólogo, experto en minería y editor de la revista Exploration Insights, “aunque ha empezado a ser peligroso, particularmente en la Sierra Madre. Pero aun así es un lugar muy bueno, y hay lugares a los que se va sin problemas. Y Almaden Minerals está hasta arriba en mi lista en México”.

Según este experto en inversiones mineras entrevistado por la revista en línea Mininig.com , Almaden Minerals, la compañía de exploración minera canadiense que cuenta con más de 88 mil hectáreas concesionadas en la Sierra Norte, “tiene, en su propiedad de la zona Ixtaca (en San Miguel Tuligtic, Ixtacamaxtitlán), un muy importante sistema hidrotermal. Me gustan los grandes sistemas geotermales, hidrotermales porque ellos producen grandes depósitos, y a las grandes compañías les gustan los grandes depósitos y pagan muchísimos dólares por ellos”.

Y detalla su valoración de Almaden: “Esta compañía ha definido una región en particular como de muy buenas perspectivas. Aunque no ha dado estimaciones de reservas, ciertamente tienen buen grado, y lo más importante para mí, la propiedad tiene el potencial de producir un gran depósito. Desde mi punto de vista, Ixtaca es sólo una pieza de lo que eventualmente se va a encontrar ahí. Es un barreno complicado, encubierto, un barreno a ciegas, pero tienen en verdad un sistema interesante liderado por un muy competente grupo. Almaden tiene 25 millones de dólares en el banco, asi que ellos van a estar ahí”.

Almaden Mineral, LTD., como se ha informado aquí, trabaja desde el 2010 en la exploración minera conocida como “Ixtaca Zone”, en la región norte del municipio de Ixtacamaxtitlán, colindante con el municipio de Tetela, y a no más de diez kilómetros de la zona que actualmente explora la empresa minera FRISCO en la región de La Cañada. Participó en los descubrimientos de los depósitos de Caballo Blanco, en Veracruz, actualmente propiedad de la corporación minera Goldcorp --que ha generado un movimiento popular contra su instalación, y que está a la espera de la autorización de impacto ambiental por SEMARNAT--, y ha encabezado proyectos de exploración en por lo menos 21 sitios en todo el país. Es, entonces, un buen ejemplo para entender cómo se han generado en el mundo estos “paraísos” de la explotación minera, enclaves materialmente rascados a tajo igual en Nevada, en Colorado, en Columbia, o en las montañas y desiertos de Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Guerrero, Hidalgo, o en los andes peruanos, chilenos y argentinos, o en las selvas colombianas o brasileñas. Y en proyecto, en el plano de ampliar las reservas del metal, en las costas veracruzanas y en las cañadas de la neblina poblana.

Cada año, la demanda de oro en el mundo requiere de la extracción y beneficio de 83 millones de onzas, equivalentes a lo que anualmente produce el cinturón de yacimientos de oro denominado Carlin Trend, en Nevada, el más importante en Estados Unidos. Por ello, las grandes corporaciones mineras como Garrick o Goldcorp, además de contar con sus propios equipos de exploración, a la manera de FRISCO, están a la expectativa de lo que pequeñas compañías de exploración (“juniors”, les dicen) realizan por su cuenta en el mundo. Todas ellas cotizan en el Market Vectors Junior Gold Miners ETF (GDXJ), y siempre están a la búsqueda de inversionistas que se la quieran jugar con sus exploraciones, y todas ellas esperan enamorar a los gigantes, y de cuando en cuando lo logran: Almaden lo hizo con Goldcorp en Caballo Blanco (Veracruz) y La Bufa (Sonora). Y no deja de anunciar sus avances en Ixtaca.

¿Qué necesita el proyecto de Ixtaca para tener éxito? Que lo compre una compañía de las grandes, como Goldcorp. ¿Y qué las motiva? Las condiciones particulares de la región. Dice Brent Cook: “Las grandes mineras van a los detalles. Miden el riesgo. Generalmente buscan algo cercano a donde ellas operan, con un entorno estable, algo que no les suponga un alto costo de capital con bajos márgenes, y este es uno de los grandes asuntos hoy día. Luego la situación legal, la problemática social y creciente involucramiento gubernamental, todo eso lo toman en cuenta para tomar una decisión. Y necesitan gente también, actualmente hay una carencia de trabajadores calificados en la industria”.

Así que ahí está México, con sus cañadas y desiertos, con sus montañas y su tierra vegetal amarrada a la ceniza volcánica. Y ahí están los exploradores, con sus técnicas geofísicas identificando los paisajes hidrotermales del subsuelo. Y Aquí están los financieros evaluando las posibilidades de convertir las estimaciones de los barrenos en el laboratorio en Vancouver en dólares por onza producida. Veamos la opinión sobre Almaden Minerals de otro geólogo especializado en mercados financieros y minería, Mickey Fulp, geólogo de la Universidad de Tulsa y autor del portal The Mercenary Geologist, en octubre del 2010: “Almaden es el ganador de este año, en julio cotizaba la acción en $0.90, y ahora se vende en $3”. Y veamos por qué: Almaden participó en los descubrimientos de Caballo Blanco, de oro, plata y cobre, que vendió después a la empresa minera Goldgroup Mining Inc., con expectativas de producción de cien mil onzas de oro. Dice otro experto, ahora el Dr. Paul Zweng, consejero bursátil de Resource Venture Advisors en Beverly Hills, California: “En menos de un año, Caballo Blanco estará produciendo cien mil onzas anualmente con un costo un poco arriba de 200 dólares por onza. Será capaz de hacer eso porque es un cuerpo de metal superficial. Todo es óxido. Será un proceso de bajo costo de lixiviación y de operación minera. Pero digamos que me equivoco y que no son 200 dólares sino 500. Eso crea un margen de 1,300 dólares por onza y el precio del oro está a 1,800 dólares la onza, multiplícalo por cien mil y tienen 130 millones de dólares al año. Un solo proyecto te da 130 millones d capitalización. El gasto de capital será menor a 65 millones de dólares, y la empresa tiene 40 millones en el banco, así que necesitará un pequeño financiamiento. Pero estará en capacidad de soportar un mercado de 130 millones con un solo proyecto. Yo amo esta historia”.

Almaden Mineral, LTD. trabaja desde el 2010 en la exploración minera conocida como “Ixtaca Zone”, en la región norte del municipio de Ixtacamaxtitlán, colindante con el municipio de Tetela, y a no más de diez kilómetros de la zona que actualmente explora la empresa minera FRISCO en la región de La Cañada

E-consulta.com
Portal Minero