Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

Al filo del plazo para definir si la siderúrgica sigue o se va, las partes se reunieron. Se determinó que la provisión de gas será retomada por YPFB.

06 de Julio de 2012.- Al filo del plazo para que se defina la rescisión o no del contrato de explotación del yacimiento de hierro de Mutún, el Gobierno y la Jindal volvieron al diálogo ‘cara a cara’.

La cita, realizada anoche en La Paz, se concretó luego de una “guerra mediática”, en la que las acusaciones mutuas fueron la principal estrategia utilizada.

El “teatro” de operaciones fue el Ministerio de Minería, donde se reunieron Mario Virreira, responsable de esta cartera; Juan José Sosa, ministro de Hidrocarburos; Ricardo Cardona, titular de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM), y por la empresa india estuvieron Arvind Sharma, director de Jindal Steel Bolivia (JSB), y Jorge Gallardo asesor legal de la compañía.

Según Gallardo, el encuentro se desarrolló en un buen ambiente, donde se escucharon propuestas y contrapropuestas que, en su criterio, buscan alcanzar un acuerdo para salvar el proyecto siderúrgico de Mutún.

Gallardo explicó que los temas que se trataron fueron los de conocimiento público como el tema de la inversión, el de la oferta de gas natural y el de las boletas de garantía.

Cuando se le consultó por mayores detalles, Gallardo fue cauto e indicó que lo que se debe destacar es la predisposición del Ejecutivo para encontrar una solución.

Sobre este encuentro, José Luis Santander, presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, señaló que no tiene los detalles, pero que hoy, luego de conocer el informe de Cardona, definirán los pasos a seguir.

El gas

En la reunión, que empezó a las 17:00 y terminó pasadas las 21:00, se pudo saber que el tema del gas fue el que ocupó la mayor parte de las negociaciones y se determinó que JSB, que en principio pedía 10 millones de metros cúbicos día (MMm3/d), trabaje este tema con YPFB, que estaría en condición de otorgarle 2,5 MMm3/d.

Fuentes del Ministerio de Minería remarcaron que los otros temas pasaron a segundo plano, ya que no se quiere entorpecer el avance de las negociaciones.

Se tiene contemplado que las autoridades gubernamentales y los representantes de la JSB se vuelvan a reunir la próxima semana. En pasados días el Gobierno dio por hecha la salida de Jindal del país.

LARGO CAMINO

• El malestar entre el Gobierno y la JSB se hizo evidente debido al pedido del Ministerio de Minería a la siderúrgica para que renueve su boleta de garantía (18 millones de dólares).

• Luego de varias idas y venidas, el plazo para la renovación de la segunda boleta de garantía venció los primeros días de mayo. Al no ser renovadas el Gobierno optó por ejecutarlas (cobrarlas), situación que fue rechazada por los inversores extranjeros que a partir de este motivo condicionaron su permanencia en el país.

• Luego de hacerse efectivo el cobro de las boletas de garantía de la JSB, la empresa optó por analizar si le convenía continuar con este proyecto, ya que en su criterio la falta de gas natural es un factor determinante para cumplir con el contrato de riesgo compartido (CRC).

• En este contexto, la JSB envió al Gobierno el 8 de junio un documento en el que le plantea rescindir el contrato si no se realizaban algunas modificaciones.

Los Tiempos
Portal Minero