Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Esta inversión se sumaría a otras dos infraestructuras de este tipo que la estatal levantaría en el país y se estimaba que procesaría 400 toneladas de cátodo por mes, obras que deberían haber estado culminadas a fines de 2012 o principios de 2013.

31 de Julio de 2012.- El vicepresidente de la entidad, Eugenio Cantuarias, manifestó que con este mecanismo debiera resultar una inversión menor y pueden lograr mayor rapidez en la consecución del proyecto

En marzo de 2011, el entonces vicepresidente de la Empresa Nacional de Minería (Enami) William Díaz, anunciaba que se construiría una nueva planta minera en Illapel, en el marco de las protestas que mantenían en ese momento transportistas y pequeños mineros por el colapso que presentaba el actual recinto de Portezuelo, donde los camiones debían estar parados hasta 48 horas sin poder entregar el material y donde, de las 1.500 toneladas diarias que llegaban, sólo se procesaban 800.

Esta inversión se sumaría a otras dos infraestructuras de este tipo que la estatal levantaría en el país y se estimaba que procesaría 400 toneladas de cátodo por mes, obras que deberían haber estado culminadas a fines de 2012 o principios de 2013.

A más de un año de este anuncio, ahora el nuevo presidente de la estatal, Eugenio Cantuarias, informó que evalúan la posibilidad de recurrir a una concesión para llevar a cabo este proyecto. A través de un comunicado, manifestó que “esta propuesta de concesiones está recién en etapa de evaluación. Se está conversando al interior de la Enami y como propuesta de inversión no ha sido definida aún en directorio”.

No obstante, explicó que de concretarse, el proceso tendría dos partes: “manifestación de interés en participar y una eventual posterior licitación”.

En cuanto al modelo de negocio, señaló que busca construir, operar y eventualmente transferir al final del periodo la planta. “ENAMI aportaría el mineral que compra a los productores mineros, pagaría la tarifa por el beneficio, recibiría y comercializaría los cátodos”, precisó.

En cuanto a los recursos que se requieren, Cantuarias detalló que una planta y todos sus componentes debiera significar una inversión de 25 millones de dólares. “Con estos mecanismos debiera resultar una inversión menor y mayor rapidez en la consecución”.

Respecto de los plazos que se manejan para el inicio de la construcción, sostuvo que todo dependerá de las aprobaciones que se requieran.

Diario El Día
Portal Minero