Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

En los residuos del cobre, molibdeno, hierro, aluminio y litio, entre otros metales, existen otros productos como las tierras raras, que dentro de los próximos 20 años serán inestables en el suministro mundial.

10 de Julio de 2012.- Los cuestionados relaves mineros podrían dejar de ser sólo una carga contaminante y ser aprovechados comercialmente. Roberto Mallea, uno de los investigadores del estudio que realizaron el Centro de Investigación Minero Metalúrgico (CIMM), la UdeC y la Universidad de Minas alemana de Freiberg, explicó que “en la extracción de cobre y de otros metales hay una serie de componentes que se mantienen en los relaves, que tienen un valor tecnológico y comercial que ha ido en aumento, al igual que su incremento en precios”.

Dentro de estos elementos que se mantienen en los residuos chilenos, están algunos de los 14 estratégicos nombrados por la comisión europea que trata este tema. Los más destacados serían el níquel, cobalto, selenio, wolframio, germanio (ligados al cobre); galio (está asociado a la extracción del aluminio), y magnesio (asociado al litio). Además, los elementos más destacados serían las “tierras raras”, que están enlazadas a la extracción de diversos metales. Estos componentes “son ligados al mundo de la electrónica, a los autos y a los electrodomésticos. Son también semiconductores y, además, están en las celdas de conversión fotovoltaica”, comentó Roberto Mallea.

Hay una incertidumbre creciente de los mercados internacionales en cuanto a la obtención de estos componentes, que se ha tornado cada vez más difícil. “Una inestabilidad en el suministro de estos componentes, podría generar problemas dentro de los próximos 20 años”, vaticinó el académico, y agregó que “no todos los relaves tienen presencia de estos elementos, por lo que hay que hacer todo un estudio previo”.

Portal Minero/Estrategia