Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Bolivia

25 de Julio de 2012.- Se espera la rescisión del contrato con la Jindal para tomar nuevas decisiones sobre el hierro.

El Gobierno no descarta la posibilidad de crear una cooperativa minera -compuesta por pobladores de Puerto Suárez- para explotar hierro del Mutún, sobre un 10 por ciento del yacimiento.
El presidente del Comité Cívico de Puerto Suárez, José Luis Santander, dijo que en una reunión realizada el lunes, se propuso crear estas unidades, a fin de generar fuentes de trabajo en esa región fronteriza con Brasil.
El viceministro de Desarrollo Minero, Freddy Beltrán, indicó que las autoridades están dispuestas a dialogar con los diferentes sectores, con el fin de desarrollar el proyecto siderúrgico.
“Estamos dispuestos a discutir con todos los sectores que presenten propuestas sobre el desarrollo del proyecto del Mutún”.
Dijo que una vez resuelta la disolución del contrato con la Jindal Steel Bolivia, se podrá dialogar y negociar la propuesta formulada por los cívicos.
El jueves pasado, el ministro de Minería y Metalurgia, Mario Virreira, dijo que se podrá solucionar el conflicto con la empresa india en aproximadamente un año. “Una licitación internacional lleva aproximadamente seis meses. Es un tiempo largo, es porque tampoco podemos hacerlo en menos tiempo, para evitar efectos como pasó con la Jindal”.

La tecnología. Beltrán dijo que la parte boliviana ha comprado maquinaria y llegaron técnicos alemanes que darán la capacitación para la explotación minera.
“Vamos a hacer la explotación de hierro, a partir de este año y las perspectivas de avanzar en la producción de pelets”.
Informó que hay 100.000 toneladas acumuladas que viene desde 1993, cuando la estatal Empresa Minera del Oriente trabajó en ese yacimiento.
“Ese material está acumulado y lo podemos comercializar porque es parte del patrimonio del Estado, la Empresa Siderúrgica del Mutún también podrá comercializarlo para capitalizarse”.
Sin embargo, Santander dijo que hay una cantidad de producción de acero extraída por los extrabajadores, volumen que puede ser usado como un capital de arranque, después de que esa reserva sea comercializada.

El proceso para la resolución del contrato de riesgo compartido para la explotación del Mutún, firmado por la esm y la Jindal, se resolverá bajo leyes bolivianas, según minería.

600 millones de dólares será el monto por el que el Gobierno puede demandar a la Jindal Steel Bolivia.

La Prensa
Portal Minero