Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La minera, en la que también participa Enami, tiene un proyecto de US$ 5.600 millones para pasar de la mediana a la gran minería.

23 de Julio de 2012.- Ver la forma de financiar los US$ 5.600 millones que hoy se requieren para hacer el proyecto Quebrada Blanca 2 (o proyecto Hipógeno) es lo que está definiendo la canadiense Teck, controladora de la compañía.

La decisión no ha sido fácil, porque la multinacional está a la espera de conocer el desenlace del proceso de venta que realiza el grupo Hurtado Vicuña, de Quebrada Blanca, firma en que participa a través de Inversiones Mineras.

El CEO de Teck, Don Lindsay, reconoció en una conversación con inversionistas en abril de este año que este es un tema que se está tratando y que la canadiense estaría buscando un socio capitalista. “Estamos en conversaciones con los demás accionistas de Quebrada Blanca (también participa Enami, con el 10%), sobre las opciones de financiamiento para el proyecto Hipógeno, que puede incluir un acceso limitado al mercado y, posiblemente, traer a un socio financista”, dijo

El proceso de la familia Hurtado Vicuña lo lidera JP Morgan y se espera que la operación se ejecute en las próximas semanas. Según fuentes de la industria minera, Hurtado Vicuña inició el proceso de venta hace dos años, labor que se enfocó a pactar acuerdos con los socios que están en Inversiones Mineras, como son Manuel Cruzat y Juan Braun. De hecho, cuenta un cercano a la operación, el grupo ya habría comprado el porcentaje que tiene Cruzat en la sociedad y está en proceso para adquirir la participación que tiene Juan Braun. Con esta operación, Hurtado ya contaría con cerca del 80% del 13,5% que posee la sociedad en Quebrada Blanca.

Según las fuentes, hay tres a cuatro interesados en el paquete accionario de Hurtado Vicuña, entre ellos hay empresas asiáticas y también instituciones financieras. En todo caso, las fuentes indicaron que Teck tiene la opción de first refusal, es decir, el derecho preferencial para hacer una oferta.

En la industria señalaron que la razón que impulsa la salida del grupo minero de Quebrada Blanca es que quiere potenciar el crecimiento en Pucobre, donde están ejecutando un fuerte plan de inversiones de US$ 1.200 millones y pasar a integrar las compañías de la gran minería del país. “Hurtado tiene que desembolsar US$ 700 millones para el crecimiento que Teck tiene en Quebrada Blanca 2, y en Pucobre el grupo quiere invertir US$ 1.000 millones. Claramente, la prioridad es su empresa”, dijo un conocedor de la operación.

La fórmula de financiamiento del proyecto que se ubica en la I Región no es menor. Teck es responsable del 85% del financiamiento e Inversiones Mineras del 15%. Esto, porque si bien Enami tiene el 10% de la propiedad, la estatal no financia los proyectos de la minera y sólo obtiene los intereses. “Teck tiene que invertir US$ 4.700 millones en Quebrada Blanca 2”, indicó Lindsay en la conversación con los inversionistas.

BONDADES DEL YACIMIENTO
Lindsay destacó en abril que Quebrada Blanca 2 tiene un gran potencial de crecimiento y que es actualmente “uno de los mejores proyectos disponibles para el desarrollo en el corto plazo”.
Incluso, indicó, hay posibilidad de “aumentar la producción en 50%”. Agregó que la mina tiene reservas por 17 millones de toneladas de cobre contenidos y que los últimos sondajes han arrojado un alza de 30% en las reservas y recursos del mineral dentro de la zona de diseño del proyecto Hipógeno. “Ese monto se ha triplicado fuera del diseño del rajo”, dijo el CEO de Teck.

El proyecto producirá en los primeros cinco años unas 250 mil toneladas de cobre y seis mil toneladas de molibdeno. La iniciativa permitirá pasar a Quebrada Blanca de la mediana a la gran minería.

Luego, el ritmo productivo irá descendiendo hasta las 200 mil toneladas y a cinco mil toneladas de molibdeno. La puesta en marcha se estima en el segundo semestre de 2016. Pero los plazos podrían extenderse. Recientemente, Teck retiró el estudio de la tramitación ambiental.

LTOL
Portal Minero