Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

Algunos opinan que la minería debiese ser autosuficiente y generar sus propios abastecimientos eléctricos; otros dicen que este rubro productivo es uno más dentro de todos, y que crecerá en proporción a la demanda general del país.

31 de Julio de 2012.- Opiniones diversas y arduos debates surgen al hablar del rol que tiene que jugar la minería dentro del consumo eléctrico del país de aquí a 2020, especialmente por las trabas que están sufriendo diversos proyectos de generación. Esta fecha es clave, porque se trata del plazo impuesto por las autoridades de gobierno para mejorar la realidad eléctrica del país y, en segundo lugar, ése es el año que cierra el rango en que se concretarán cifras cercanas a US$100 mil millones en inversiones para la minería a nivel local.

Algunos opinan que la minería debiese ser autosuficiente y generar sus propios abastecimientos eléctricos; otros dicen que este rubro productivo es uno más dentro de todos, y que crecerá en proporción a la demanda general del país.

¿Pero qué dicen las cifras? Según un estudio del INE, al 2010 el sector residencial consumía un 16,3% de la energía, el comercio un 12,3%, el rubro agrícola un 2,2%, las industrias un 23,9%, varios un 10,4% y la minería un 34,9%.

Consumo del SING y el SIC
Según datos de Cochilco (Comisión Chilena del Cobre), el consumo eléctrico para 2020 en el área del SING (Sistema Interconectado del Norte Grande) se proyecta en 18.301 GWh, con un crecimiento anual del 4,9%. En tanto, en el área del SIC (Sistema Interconectado Central) se estima un consumo que alcanzará los 16.063 GWh, con un crecimiento anual del orden de 7,4%.

En el mismo documento de Cochilco, se prevé que en 2020 la minería del cobre demandará del orden de 34,36 GWh, lo que significa un incremento del 79,4% comparado con el consumo del año 2010, equivalente a una tasa de crecimiento del 6,% anual en el período 2010-2020.

Y en vista de este escenario, Rodrigo García, director de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), apunta que la minería tiene que ponerse la mano en el bolsillo con la generación eléctrica. “El monto de la inversión minera en los próximos 10 años, hace que los requerimientos energéticos sufran un escalón tremendo en cuanto a las necesidades”, y agrega que “las mineras deberían inyectar las cantidades necesarias para la energía que solicitan. Así, no presionan a las redes y generadoras actuales, que les tienen que llevar energía desde distancias ridículas”.

Opinión disímil del rol de las mineras tiene Cristián Hermansen, presidente de la comisión de energía del Colegio de Ingenieros de Chile, quien afirma que “no es necesariamente cierto que los costos de la energía de la industria en general se verán favorecidos si es que la minería se torna autosuficiente en la generación eléctrica. El problema acá es de regulación. Aunque las empresas mineras estén con sus propios proyectos de generación, el problema va a seguir igual, porque todos los sectores están creciendo”. Además, agregó que, incluso, “ayuda que las empresas mineras estén operando como clientes, porque de alguna manera presionan al mercado para que funcione más eficiente”.

Interconexión
Y en ese sentido Francisco Aguirre, director ejecutivo de Electroconsultores, sostiene que “la participación en el consumo eléctrico de la minería debería llegar a 45%”.

Una de las medidas que aparece como fundamental, es la interconexión SIC-SING. “Es probable que las mineras sean las grandes ganadoras con la interconexión SING-SIC”, argumenta García, porque “si es que la hidrología mejora en Chile, podría efectuarse un traspaso neto de la energía hacia el norte. Pero eso tiene un costo que no lo están pagando las mineras”.

En tanto, José Tomás Morel, gerente de Estudios del Consejo Minero, arguye que “los beneficios y costos de una interconexión SIC-SING serán para todas las industrias y para todos los usuarios”. Y agrega que “hay que ver si la ganancia en seguridad de abastecimiento para ambos sistemas, asumiendo que a veces los flujos irán del SIC al SING y veces en sentido contrario, supera o no al costo de las obras necesarias para la interconexión, el que de una otra forma va a ser asumido por todos los clientes”.

Estrategia
Portal Minero