Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

La baja en el precio del petróleo generó que la caída no fuera más profunda. Pese a ello, el segundo trimestre sería más negativo.

18 de Julio de 2012.- Los términos de intercambio es la vía de contagio que, a juicio de los expertos, está más controlada en cuanto a la crisis económica europea y su eventual impacto en Chile.

Pese a que en variación respecto al año anterior el ítem registra tres trimestres consecutivos con números rojos (tercer trimestre de 2011, -3,4; cuarto trimestre de 2011, -10,0; y primer trimestre de 2012, -7,8) , economistas desdramatizan un efecto negativo en las cuentas chilenas, por lo menos a corto plazo.

Eso porque pese a que el cobre ha visto una reducción en su precio en el último año, aún se mantiene en valores altísimos, lo que además se ve favorecido por la baja importante que ha sufrido el precio del petróleo a nivel internacional.

Matías Madrid, economista del Banco Penta, plantea que los resultados del primer trimestre muestran que el panorama “es más adverso, evidentemente es el primer trimestre de 2012 los últimos datos con que se puede realmente ver los datos de intercambio, porque es un tema de volumen de importación y exportación versus los dólares que entran. El volumen real versus el volumen nominal, eso es lo que importa”.

Y en ese sentido, afirma que no hay mayores problemas, por el buen rendimiento que han mostrado los términos de intercambio no cobre, que han compensado la baja del precio del metal rojo. “Eso demuestra que uno de los canales de transmisión que es este de los términos de intercambio, efectivamente al menos hasta el primer trimestre de 2012 no ha golpeado con tanta fuerza”.

Eso sí es cauto en relación a los resultados que se observarán en las cifras correspondientes al segundo trimestre. “Probablemente en ese lapso vamos a ver una caída, al menos en el caso de los términos de intercambio totales, porque el cobre siguió cayendo”. 

Agrega que “el promedio del segundo trimestre fue US$ 3,6 por libra, el primero fue de US$ 3,8 por libra, por lo tanto, los términos de intercambio siguen cayendo, pero lo que se observa es que no son caídas muy significativas, son muy acotadas”.



?Eventuales efectos en las cuentas fiscales?

Una percepción similar manifiesta la economista de Libertad y Desarrollo, Natalie Kramm, quien plantea que “las importaciones se han comenzado a desacelerar y eso es bien coherente con lo que está pasando externamente porque al final, donde se veía que la demanda interna si bien se veía bien dinámica, de a poco ha ido disminuyendo aunque sea en el margen. ?Eso sí, Kramm pone un matiz de alerta respecto al efecto a futuro que puede tener un segundo o tercer trimestre a la baja. “Siempre se proyectó que el precio potencial del cobre que está en torno al ?US$ 3. Si este baja, no cumplimos con los ingresos que se tienen proyectados, por lo tanto, al final muchos de los gastos que se tienen proyectados año a año se podrían hacer. Entonces al final tiene que ver con todo lo que es capaz de hacer el gobierno año a año. Por lo tanto se podría decir que nosotros estamos creciendo gracias a que el precio del cobre sigue alto, más que lo que estamos produciendo, por tanto, si está bajo nos desmoronamos totalmente porque estamos dependiendo básicamente del precio del cobre”. 

En ese sentido, Madrid coincide con que un precio por debajo de los US$ 3 sería negativo. “Si se da ese escenario de US$ 3 la libra es porque hubo una situación bastante compleja a nivel internacional y probablemente por ejemplo el precio de la celulosa también caería y ahí sí que se empieza a diseminar a todos los sectores de la economía, que es donde creo más se ha visto la crisis. Porque independientemente, el sector minero es muy abierto al precio del cobre, pero donde sí se ha visto una caída en las exportaciones al menos en dólares en el sector celulosa y ahí es donde más nos ha pegado este factor”. 

Añade que “en el segundo trimestre podría acentuarse algo más la baja, tanto en términos de intercambio completos como en términos de intercambio no cobre, pero en este último la caída no es tan significativa como para generar un escenario realmente complejo y que permita proyectar caídas fuertes del crecimiento del producto”.

Df
Portal Minero