Skip to end of metadata
Go to start of metadata

Chile

El instituto dice que debiera efectivamente entregar al Estado un rol más activo, consistente en facilitar el desarrollo de estos proyectos por la vía de constituir franjas de terreno o servidumbre.

12 de Julio de 2012.- En medio de las definiciones para los cambios en la institucionalidad eléctrica, un documento elaborado por el Instituto Libertad y Desarrollo expone las falencias del actual sistema energético chileno y sus desafíos en la Ley de Concesiones y la que crea la carretera eléctrica pública. Esto debido a que “la creación de una carretera eléctrica bien diseñada, con holguras razonables, podría contribuir positivamente al desarrollo energético del país al facilitar y/o agilizar las necesarias inversiones en el sistema de transmisión y la conexión de proyectos de generación, de modo que sería una medida complementaria al proyecto de Ley de Concesiones Eléctricas antes comentada”.

En ese sentido el proyecto “debiera efectivamente entregar al Estado un rol más activo, consistente en facilitar el desarrollo de estos proyectos por la vía de constituir franjas de terreno o servidumbre”. Sin embargo, el Estado se haría cargo de tramitar las concesiones o los permisos de acceso a los terrenos o, “eventualmente, expropiarlos a los particulares -el instrumento jurídico a ser utilizado aún no es claro-, para luego concesionar, mediante un proceso de licitación, el diseño, construcción, operación y explotación de las redes de transmisión, las que serían de propiedad privada y con acceso abierto para que cualquier proyecto pueda hacer uso de esas líneas”.

Sin embargo, el último Estudio de Transmisión Troncal (2010), amplió el horizonte de planificación de 10 a 15 años y surgieron recomendaciones de ampliaciones que involucran, en lo inmediato, inversiones por cerca de US$1.000 millones, las que debieran entrar en servicio a mediados del 2017”.

COSTOS

Para Libertad y Desarrollo “no resulta razonable, en cambio, la visión de una carretera eléctrica donde el Estado participara del diseño, ingeniería y construcción de las líneas de transmisión. Tampoco sería conveniente que el costo fuera absorbido sólo por los consumidores y no por los generadores que por su ubicación llevaron al desarrollo de tal infraestructura”.

Estrategia
Portal Minero